Buscar
  • Fundación Grupo El Abra

Entrevista a la Arquitecta Silvia Fajre.

Consultora a cargo del Plan de Desarrollo Territorial. Plan del Alto Valle Calchaquí.

Marzo 2020 .



Arq. Silvia Fajre


¿Silvia, como llegaste a conocer acerca de este proyecto?

Yo conocía de bastante tiempo atrás del trabajo que venían desarrollando las fundaciones Runas y Grupo El Abra, y ya había participado de un encuentro hace mucho tiempo, que me permitió conocer las potencialidades extraordinarias de este lugar.

Cuando se lanzó el llamado de consultores para desarrollar el Plan Territorial, la verdad que fue un desafío impresiónate para nosotros. Primero, porque hay mucha planificación nacional, provincial, municipal, pero pocas planificaciones de micro región que se hayan levado adelante con tantos actores como esto. Esto significa, claramente, una enorme diversidad de miradas, especificaciones, jerarquías institucionales, actores que enriquecen, y que, de alguna manera, obligan a ir caminando con estos socios. Porqué esto es lo que hace interesante el desafío.

¿Cómo te preparaste para encarar este desafío?

Bueno, nosotros armamos un equipo mixto. Donde tenemos casi, te diría, el 50% del equipo acá y el 50% en Bs As. El equipo de Bs As tiene una tucumana y una salteña, que soy yo.

Nos integramos gracias a todas las nuevas tecnologías que tenemos a disposición para trabajar en forma virtual, y, por supuesto, con mucho intercambio ida y vuelta. Pero, lo que a mí me parece fundamental, es tener dos miradas. La mirada del territorio, que te permite conocer en detalle el problema, en detalle los actores, las dificultas; y una más distante, que te permite tomar una mirada más holística, despegada de las urgencias, y de esa cotidianeidad que a veces te hace tapar ejes que pueden ser importantes.

Me animaría a decir que tenemos un equipo de profesionales muy formados, con mucha experiencia. Yo creo mucho en la conformación de los equipos, nadie puede hacer solo. Menos en una visión donde tenemos que combinar patrimonio de tan alto valor, patrimonio cultural, natural, actores tan complejos, situaciones difíciles, aquí se requiere la expertise de cada una de esas especialidades. Pero no de cada una separada, sino interactuando esas miradas. Esto implica que muchas veces discutimos internamente porque cada uno tiene una mirada distinta, pero eso enriquece el trabajo y esto es lo que a nosotros nos parece más que interesante.

Cuando resultamos seleccionados, yo les propuse este “camino iterativo”, decimos nosotros, camino de ida y vuelta. Aquí primero detectamos cual es la mirada de los pobladores que se convocan en los talleres, nos vamos a gabinete, estudiamos todos esos aspectos, consultamos a técnicos en la materia y volvemos a chequear a las fuentes oficiales, porque no siempre la información en la Argentina es fácil de conseguir. No sólo que es no es fácil de conseguir, muchas veces no es compatible.

Y, por otro lado, la propuesta fue incorporar otros actores que no son parte de los talleres. Porqué siempre los talleres resultan para los que tiene voz y los otros quizás quedaron afuera porque descreen de la convocatoria, o porque son mas retraídos, y no lo dicen. Esto nos permitió conocer segmentos muy diferentes de la sociedad. Y a mí me maravilla la calidad de iniciativa, buena practicas y necesidades que existen en un sector.

¿Qué expectativas tenes para este proyecto?

Me animaría a decir así, a primera vista, que aquí hay muchas cosas hechas, pero no están articuladas. Y lo que nosotros vamos a propender es que todo esto este inscripto en una red. Institucional, solidaria, que articule de alguna manera actores y destinatarios, micro emprendedores, municipios con otros municipios. La idea que nosotros aventuramos es que estos cinco municipios se constituyan en una micro región, en donde cada municipio ponga en valor su mejor perfil. Que se complemente con otro, que no compita, sino que se complemente con otro, desde su diversidad. Diversidad con complementariedad. Y que todo esto vuelva para la gente, porque entendemos que, si este trabajo no lo hacemos para mejorar la vida de la gente, bueno, no nos sirve.

¿Qué opinas de poder impulsar este tipo de cosas con cooperación internacional?

Yo creo que es una oportunidad, y las oportunidades uno puede tomarlas o dejarlas.

Me animaría a decir que el Estado tiene que aprender a sumar cooperaciones de distintos lugares, porque el Estado en general tiene mas demandas y conflictos que los propios recursos que tiene. Entonces, tiene que ampliar su capacidad de acción articulando con el privado. Hoy ya no nos imaginamos una gestión exclusiva del Estado, aislado y dándole a la gente, porque esto es un modelo que no está funcionando en esta realidad. Tenemos que pensar que vamos de un modelo de Estado Benefactor a un Estado Gestor, y Estado Gestor implica justamente esta articulación. Cuando no se tiene muchos fondos se tiene que ir hacia esta organización. Cuando no se tiene muchos recursos se tiene que planificar y elegir donde poner ese recurso. Esto implica un esfuerzo y un trabajo que muchas veces los municipios, que están en el día a día, no tienen tiempo ni recursos para hacerlo.

La propuesta es adelantarnos a los problemas y entregarles instrumentos que ellos perfeccionaran en función de su propia mirada, que les permitan prever los problemas y que cuando lleguen estén preparados.




146 vistas0 comentarios